cambio profesional

4 cosas que deberías hacer si quieres reinventarte en 2019

Se acerca el año nuevo. Una celebración milenaria que hemos festejado en distintas fechas, culturas y formas, pero que siempre representa lo mismo: el fin de un ciclo y el principio de otro (solar, lunar, de estación…)

Pero al contrario que el sol, la luna o las estaciones, que giran una y otra vez describiendo la misma órbita, las personas tenemos capacidad de modificar nuestro rumbo. Y es precisamente en estas fechas tan señaladas cuando vemos la oportunidad perfecta para empezar a hacerlo.

¿Qué pasa? Que el año pasa volando y cuando termina nos damos cuenta de que ese cambio que nos habíamos propuesto se ha quedado en nada. Hemos vuelto a describir exactamente la misma órbita… algo que nos agobia y al mismo tiempo nos da una seguridad de la que no queremos escapar.

Si quieres que este año sea diferente. Si te gustaría cambiar de dirección sin perder el control sobre tus decisiones y tu futuro, te recomiendo que hagas estas cuatro cosas:

1. Descubre cómo eres.

Uno de los problemas cuando tratamos de reinventarnos es que partimos de referentes, o muy generales, o distorsionados. Nos inspiramos en personas muy distintas a nosotros, tanto que a veces ni siquiera existen, son solo “ideas” de personas.

Por poner un ejemplo, el famoso video de Antonio Banderas en el hormiguero. Parece un mensaje positivo e inocuo, pero es muy peligroso, porque es genérico y descontextualizado.

Cualquiera puede lograr sus sueños” “Si yo lo he conseguido, tú también puedes”. Eso lo dice todo y no dice nada.

Estos mensajes, que pueden dar un subidón instantáneo, en realidad tienen muy poca aplicación práctica y acaban generando ansiedad a corto plazo.

Mi propuesta es distinta: primero, define como eres: cómo es tu forma de ser, cómo es tu contexto y tu entorno… Y después, con eso en la mano, ve a buscar referentes que encajen contigo y tu situación.

2. Define cuál es tu por qué

Responder a la pregunta “qué quieres hacer con tu vida” sin un modelo es como responder a la pregunta “cómo te sientes” sin tener educación emocional.

Igual que ahora a los niños les enseñan a identificar las emociones con colores, a los adultos nadie nos enseña modelos para construir nuestro propósito. Pero existen.

Steve Diller y su equipo entrevistaron a más de 100.000 personas alrededor del mundo para investigar cuáles eran sus sueños, sus valores y sus ambiciones. Fruto de esa profunda investigación crearon un listado de significados universales. Una especie de diccionario de “por qués” que guían y le dan sentido a la mayoría de seres humanos.

4 cosas que deberías hacer si quieres reinventarte en 2019

Esta lista es una buena referencia para organizar tu pensamiento y tratar de construir tu propósito. Una vez tienes un por qué, es mucho más fácil encontrar un qué.

3. No pienses en el futuro.

No pienses en EL futuro, piensa en LOS futuros.

Lo más maravilloso del futuro es que todavía no existe, así que puede ser muchas cosas al mismo tiempo. Es lo que se conoce como “escenarios de futuro”. Pensar en varios futuros sirve para quitarte el peso del destino y prepararte para avanzar hacia él.

Si te empeñas en crear un único futuro, tendrás que ser capaz de adivinarlo, y eso todavía no podemos a hacerlo los humanos.

Lo que sí puedes, y te recomiendo, es que pienses en posibles caminos. Estarás haciendo un ejercicio mental muy bueno y que te puede aportar muchas cosas.

4. Crea un rastro de migas de pan.

Los seres humanos lo resolvemos todo con la Lotería. Si nos toca, todos nuestros problemas se resuelven. Nuestra mente es vaga y busca siempre caminos cortos.

Pero nuestro sistema biológico es diferente, lleva aquí mucho más tiempo que nosotros y está acostumbrado a ir pasito a pasito. Es lo que se conoce como cálculo hedonista: pequeños pasos, pequeñas recompensas.

Aunque no queramos aceptarlo somos más hormiguitas siguiendo un rastro de pan, que leones en la jungla.

Y eso te recomiendo, que crees tu futuro paso a paso. Está bien soñar a lo grande, pero en algún momento tendrás que aterrizar a lo concreto y empezar a poner en marcha todo lo que has pensado. No puedes correr una maratón preguntando todo el rato en cuando vas a llegar.

Todo esto te lo cuento porque, como tú, hubo un momento en el que decidí cambiar de rumbo, con más errores que aciertos, pero con un final feliz.

De todo lo que aprendí por el camino, estas cuatro ideas son las que más me ayudaron, y han acabado convirtiéndose en La Fase Cero Tu Futuro, un método en forma de libro donde van abordándose cada una de estas 4 fases con sus respectivos ejemplos y ejercicios.

Si no sabes qué regalar (o regalarte) estas Navidades, aquí tienes un regalo con mucho futuro.

4 cosas que deberías hacer si quieres reinventarte en 2019

Si quieres comprarlo en amazon.

Si quieres saber más sobre mi o sobre tu futuro puedes entrar aquí

Nos vemos en tu futuro 🙂



Share This