pensar en el futuro

Por qué nos da miedo pensar en nuestro futuro.

Cuando escribí La Fase Cero de Tu Futuro jamás pensé que para algunas personas sería un libro de terror. Pero hay veces que pensar en nuestro futuro da mucho miedo.

Lo primero que hay que tener claro es que: que pase esto, es normal. El futuro es incertidumbre y, como la lactosa, a veces nos cuesta digerirla.

Pero ser intolerante a la incertidumbre no debería impedirnos acceder a algo que sí que es bueno y positivo para nosotros: construir nuestro futuro.

Entender por qué nos da miedo nuestro futuro nos puede ayudar a desmitificar esa emoción y a adentrarnos en la maravillosa (y adictiva) aventura de pensar en nuestra vida y nuestras decisiones.

La incertidumbre genera ansiedad

Eso es así, a los seres humanos no nos gusta la incertidumbre.

Hay estudios que han demostrado que no saber si vas a recibir una descarga eléctrica genera más ansiedad que saber que la vas a recibir seguro. Incluso se están encontrando vínculos entre el tamaño de algunas partes de nuestro cerebro, como el núcleo estriado, y la ansiedad ante el futuro.

Pero incluso si nos olvidamos de los laboratorios y recurrimos a la cultura popular estoy seguro de que has oído, incluso sentido, aquello de “cualquier tiempo pasado fue mejor”.

El pasado es mucho más fácil de gestionar para nosotros. Y esto es así por dos razones principalmente.

En primer lugar porque ya ha pasado. Es estático, es certero (aunque después ya nos encargamos nosotros de distorsionarlo) y, en segundo lugar, porque cuando el tiempo pasa las emociones se van transformando en sentimientos, que tienen mucha menos intensidad.

El futuro es emoción pura y cómo tal hay que tratarlo. Pero nuestro objetivo estará en transformar esas emociones vinculadas al miedo en emociones y comportamientos positivos, como la sorpresa o la curiosidad.

De todas formas, mi recomendación es la siguiente: coge el libro, súbete a una avioneta y lo abres mientras saltas en paracaídas. Ya verás que cuando llegues al suelo pensar en tu futuro te parece una actividad de lo más relajante.